JORNADA LEER LA HISTORIA EN VILLA CLARA

Filiales Noticias

Por: Adriana Mani Benítez, Vicepresidenta Primera de la Unión de Historiadores en Villa Clara.

Como ya es costumbre a final de año, la Filial de la Unión de Historiadores y el Centro Provincial del Libro en Villa Clara, se reunieron en el programa Leer la historia para estimular la lectura de la historia de nuestro país. En el Museo de Toma, Acción y Descarrilamiento del Tren Blindado, los días 15 y 16 de diciembre los historiadores Adriana Mani, Arelys Pérez, Bárbara Hernández, Geicy Fanjul, Hedy Águila Zamora y Alejandro García Vigo presentaron diversidad de títulos, mostrando una amplitud de líneas de estudios sobre nuestra historia patria.

El primer día, 15 de diciembre, la incitación a la lectura partió desde diferentes aristas. La historiadora Adriana Mani Benítez revisitó un texto muy conocido en nuestra historiografía nacional: “Biografía de un cimarrón” de Miguel Barnet. Pero, sin dudas, al que es siempre muy útil retornar por su lectura amena y singular, considerado el primer texto cubano que aborda a los llamados “sin historia”, que nos acerca a las vivencias de Esteban Montejo en los barracones, en el cimarronaje y en las guerras de independencia, narrada desde la sabiduría de su protagonista de más de cien años y de su autor.

Por demás, Arelys María Pérez Ruiz, presidenta de la Filial en la provincia, presentó el texto “Visiones de los Estados Unidos en Cuba. Entre el paradigma, el imperio y la nación” de la Premio Nacional de Historia Francisca López Civeira. Un libro de temática novedosa e interesante, que se aproxima, por primera vez, a la representación de los Estados Unidos en el imaginario cubano desde diferentes fuentes historiográficas, publicistas, documentales y literarias a lo largo de la historia de Cuba. Se culminó la jornada con la presentación del libro “H. Upman un habano de más de medio siglo” por Magalys B. Hernández y su apasionante estudio sobre la cultura del habano, haciendo hincapié, en este caso, en la industria cigarrera en el país.

Al siguiente día, se presentó el texto “Havardianas y otros saltos al norte” por parte de la historiadora Geicy Fanjul Ramos, quién defendió su elección de este texto en su búsqueda incesante de definirse como cubana, hurgando en la historia profunda, desconocida o mal conocida. En este caso, con el autor –a quien muestra su admiración- Regino Boti, intelectual del interior del país, calificado por Fanjul Ramos como criatura maravillosa, que supo alcanzar la gloria viviendo y muriendo en su natal Guantánamo. Precisamente, con este libro, donde narra sus experiencias en los Estados Unidos, como maestro cubano en Harvard a inicio del siglo XX a otros saltos al Norte.

Continúo dicha jornada con la presentación del texto “Biografía de una mujer excepcional” de Florentino Martínez, del año 1951, de la mano de Hedy Águila Zamora, historiadora de la ciudad e investigadora acuciosa de Marta Abreu y de Alejandro García Vigo, investigador del periodista y autor del libro: Florentino Martínez. Cerró nuestro Leer la historia, con la propuesta de un sueño editorial, volver a publicar el libro “Biografía de una mujer excepcional”, considerada la mejor biografía sobre Marta Abreu de Estévez, con una edición corregida y ampliada en notas al pie, con los resultados investigativos más novedosos sobre la benefactora de la ciudad.

En estos días de Leer la historia trascendió la llegada del texto “Antonio Maceo. Ensayo biográfico sucinto” del historiador santiaguero Manuel Fernández Carcassés, texto que en la ciudad de Santa Clara era muy esperado por los profesionales dedicados a la historia. De manera breve, se incitó a su amena lectura y de alto rigor científico, que narra los últimos resultados investigativos del Centro de Estudios Antonio Maceo sobre la familia Maceo Grajales y de la figura del Titán de Bronce.

El 15 y 16 de diciembre se realizó el programa Leer la historia en el Tren Blindado en la provincia de Villa Clara, con la presentación de 5 textos por parte de 6 historiadores. Con el imprescindible auxilio del Centro Provincial del Libro se incitó a la lectura sobre la historia, a la aprehensión del conocimiento histórico desde las más distintas perspectivas, con una eficaz divulgación y ventas de títulos de temática histórica.