¡ESTA ES LA BANDERA DE CUBA LIBRE!

Articulo Divulgativo
BIBLIOTECA – UNHIC – ¡ESTA ES LA BANDERA DE CUBA LIBRE!

¡ESTA ES LA BANDERA DE CUBA LIBRE!

por Olivia Diago Izquierdo

A la joven Candelaria Acosta Fontaigne le decían Cambula desde pequeñita. Había nacido en Veguitas, Manzanillo, el 2 de febrero de 1851.

Era hija del mayoral de la finca Demajagua, Juan Acosta, y de Concepción Fontaigne.

La muchacha tuvo amores con Carlos Manuel de Céspedes y del Castillo, luego de que este enviudara. Ambos compartían también el amor a Cuba. Fue Céspedes quien le encomendó a Cambula la tarea de elaborar la bandera que enarbolaría durante el alzamiento que planeaba y que, como sabes, se produjo el 10 de octubre de 1868.

Un mosquitero y un corpiño le ofrecerían las telas roja y blanca; pero quedaba pendiente conseguir la azul. Cambula no permitió que su compañero tomara el velo que cubría un cuadro de su primera esposa. Buscó y rebuscó hasta encontrar el tejido del color que necesitaba en un vestido. La estrella la dibujó el joven Emilio Tamayo y, a falta del bordado, que la muchacha no sabía hacer, la prendió con alfileres sobre el rectángulo rojo.

Esa bandera, cuadrada y de pequeñas dimensiones, fue la que ondeó en la finca Demajagua, aquel día sagrado que la historia recuerda. Luego, en la Constituyente de Guáimaro (10 de abril de 1869) se decidió que —aunque fue elegida como insignia patria la de López y los Teurbe, por la que ya se había derramado sangre cubana— la de Céspedes se conservara por siempre en el salón de sesiones de la Cámara, y que fuera considerada como parte del tesoro de la República.

En tiempos de la República, Cambula fue invitada a La Habana, a una sesión de la Cámara de Representantes, y allí identificó la bandera que había confeccionado. Aquel 16 de abril de 1928, muchas personalidades y veteranos de la guerra fueron testigos de una escena conmovedora: con lágrimas en su rostro y besando la bandera, la anciana expresó: —¡Esta misma, esta es la bandera de Cuba libre! Dios mío, gracias, ¡gracias que me permites volver a verla! —concluyó llena de fervor patriótico.

Hoy, de acuerdo con nuestra Constitución, la enseña de Carlos Manuel de Céspedes, creada por las amorosas manos de Cambula, preside, junto a la Bandera de la Estrella Solitaria y el Escudo de la Palma Real, las sesiones de nuestro máximo órgano de gobierno: la Asambles Nacional.

* Tomado de Vestidas de Patria, Casa Editorial Verde Oli-vo, La Habana, 2019, p. 11.

Última actualización de la página:
Google Sites
Denunciar abuso