BICENTENARIO DE LA CONSPIRACIÓN DE LOS SOLES Y RAYOS DE BOLÍVAR. UN GRITO DE INDEPENDENCIA FRENTE EL YUGO COLONIAL

Articulo Divulgativo

por Sergio Guerra Vilaboy

Dr. C. Historiador. Presidente de la Adhilac.

El 23 de diciembre de 1823, en la Real Sala del Crimen en La Habana, las autoridades españolas condenaron al destierro en la metrópoli a los dirigentes de la conspiración de los Soles y Rayos de Bolívar, mientras muchos de los 602 encausados en La Habana y Matanzas eran sancionados a diversas penas de prisión. Además, seis hombres negros fueron ahorcados en San Antonio de los Baños, donde más de cien personas resultaron procesadas.

Las condiciones favorables para el desarrollo de este complot surgieron durante el trienio liberal (1820-1823) en España, cuando criollos de diferentes estratos sociales, blancos, mulatos y negros libres pudieron vertebrar las primeras organizaciones secretas y logias masónicas dirigidas a difundir nuevas ideas y subvertir el orden colonial.

Los participantes en los Soles y Rayos preparaban, para mediados de agosto de 1823, una sublevación de las milicias criollas en distintas localidades cubanas, para declarar la indepen-dencia, sin depender de una expedición militar del exterior.

La influencia bolivariana provenía de la admi-ración por el singular papel del Libertador en los irreversibles avances del proceso emancipador continental, por lo que pusieron su apellido a una de las logias que diera nombre al extendido movimiento revolucionario.

Leer más…